Tierra de niños descalzos y sadhus

En la hora de la despedida, no siento tristeza ni apego. Siento amor, imbuido de gratitud. Y si bien esta libertad interior se la debo a los días de silencio en Nepal, la experiencia en India no fue menos importante.

India me dio la harina y el agua, y en un ashram de Katmandú me enseñaron a cocinar el pan. Puedo decir que por primera vez, en mucho tiempo, siento menos sed y hambre espiritual. Anhelo con todo el alma que cada corazón humano pueda un día sentir lo mismo, sino más.

Hasta pronto, tierra de niños descalzos y sadhus(*). Suena la hora de Argentina.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

___________________

(*) Hombres sabios.

Anuncios

Publicado por

Marian

El 15 de Septiembre de 2014 soplé el mandala de mi vida y me fui a vivir a la India. Dejaba atrás mi familia, mis amigos, un hogar confortable y una carrera en ascenso. Pero soñaba despierta con profundizar mi experiencia y conocimiento del yoga en el lugar que lo vio nacer, así que reduje mi vida a 15 kilos de equipaje y partí. Durante casi medio año viajé sola por India y Nepal, formándome en yoga y meditación vipassana. Regresé a Argentina en Febrero de 2015 para dedicarme de lleno a la enseñanza del Yoga; actividad que ejerzo con devoción desde entonces. – Hari Om Tat Sat

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s